Las tripas del ordenador 4: Almacenamiento

Bienvenidos de nuevo. Llegados a este punto vamos a pasar a uno de los temas menos valorados por los primerizos al montar un ordenador, los dispositivos de almacenamiento. Hace unos años el titulo del post podría haber sido «discos duros» a secas, pero ahora es mas complejo. La mayoría de la gente que no se ha puesto a investigar este tema solo suele fijarse en la capacidad de almacenamiento, que si bien importante, no lo es todo. Vamos a dividir el articulo en discos duros y discos de estado sólido:

Discos Duros (HDD)

Los discos duros suelen ser del formato de 3.5 pulgadas, algo más grandes que los ssd de 2.5. Esta diferencia de tamaño se debe al funcionamiento de estos discos, ya que en su interior se encuentran unos discos que giran y en los que se almacenan los datos. Al llevar un proceso de lectura mecánico (el disco gira y un lector va leyendo los datos) son mas lentos. Su velocidad dependerá de lo rápido que giren esos discos.

RPM

Revoluciones por minuto, es el factor clave para determinar lo rápido que sera un disco duro. Dependiendo del uso que le vayas a dar te interesara optar por un disco u otro. Si piensas usar el HDD solo para almacenar datos un disco de 5400 rpm sería suficiente. Ahora bien, si vas ha instalar el sistema operativo (y no te puedes permitir un SSD), deberías comprar un disco a 7200 rpm.

Sata

Aunque hoy en día haya muy pocos discos que usen la versión 1 de Sata (u otro conector mas antiguo) no esta de más comprobar que el disco que estas comprando tiene un conector Sata 2. En los HDD el conector Sata 3 no aporta beneficio ya que no se llega a exprimir al máximo ni siquiera el Sata 2.

Capacidad

La parte positiva de los HDD es que el precio por gigabyte es bastante barato. Esto implica que puedes comprar un disco de varios terabytes manteniendo un presupuesto moderado. Si solo piensas instalar un sistema operativo y algún programa con un disco de 500gb tendrás de sobra pero suelen costar mas o menos lo mismo que un disco de 1Tb.

Discos de estado sólido (SSD)

Los discos de estado sólido no contienen ninguna parte móvil, el proceso de lectura/escritura de datos es magnético. Esto provoca que la velocidad de estas operaciones sea mucho mayor. Otros beneficios de estos discos son la resistencia a vibraciones, menos ruido, menor consumo … La única desventaja con respecto a los HDD es el precio. Debido a esto a no ser que dispongas de un presupuesto muy elevado lo lógico sera comprar un SSD con una capacidad más modesta y usarlo solo para el sistema operativo y algún programa de uso habitual. Lo mejor en mi opinión es un disco SSD de 500gb y un HDD de 2TB.

Formato

Los discos SSD pueden tener varios tamaños, 3.5 que serian del mismo tamaño que los HDD, 2.5 que es el tamaño habitual de estos discos y por ultimo el nuevo formato llamado M.2. Hay que tener en cuenta que esto es solo el tamaño exterior y no nos dice nada sobre su velocidad.

Conector

Si bien en los HDD hemos visto que hay poca variedad los SSD son otra historia. A demás de los Sata (2 y 3) también tenemos las conexiones PCIe(2x y 4x). Estas últimas solo suelen encontrarse en los discos con formato M.2. Los tres factores importantes para decidir entre uno y otro son la compatibilidad, el rendimiento y el precio. Si estas siguiendo esta serie en el orden en el que esta saliendo no deberías tener problema de compatibilidad. En el caso de que ya tengas comprada la placa base deberás comprobar que puedas instalar un SSD con conector PCIe. En cuanto a rendimiento no hay duda, el Sata es bastante mas lento. Sin embargo, igual no necesitas tanta velocidad, depende del uso que pienses darle. En cuanto a precio los SSD con conector Sata suelen ser bastante mas baratos.

Conclusiones

Una de las mejores inversiones que puedes hacer para aumentar la fluidez de un ordenador (ademas de no instalarle Windows) es comprarle un disco de estado sólido. Sencillamente con un disco de 128Gb para el sistema operativo ya notarás la mejora. Ahora bien, no siempre es viable contar con mas de 500gb de  almacenamiento sin usar HHD. Por esta razón si vas sobre un presupuesto modesto intenta comprar un SSD modesto y luego compra un HHD de gran capacidad. Para guardar alguna película y unos videojuegos con 2 Tb tendrás suficiente. ¿claro que quien soy yo para decirte que no compres un HHD de 10TB ? 🙂

Entre Sata y PCIe depende de si prevees que vas a tener que mover archivos grandes (varios Gb). Si ese va a ser el caso, el PCIe puede que se adapte mejor a tus necesidades. Otro de los escenarios en los que el PCIe rendiría mejor es en el caso de servidores con gran flujo de datos. En el resto de casos, con un Sata(3) debería ser suficiente, lo cual no es impedimento para que si eres un «entusiasta» de los ordenadores encuentres el dinero suficiente para darte el capricho de comprar un SSD con conexión PCIe (x4 ya que estamos). Como decía antes si ya tienes comprada la placa comprueba que es compatible con ella. Ahondaremos mas en este tema en el articulo sobre las placas base.

Esto es todo lo que voy a cubrir sobre dispositivos de almacenamiento, espero que os sea útil. Nos veremos de nuevo en el siguiente articulo de «Las tripas del ordenador».

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.