Las tripas del ordenador 3: Monitor y Gpu

Continuamos con esta serie dedicando este post al monitor y la Gpu o tarjeta gráfica. La razón de que juntemos estos dos temas en un mismo post, a pesar de que cada uno de ellos daría para el suyo propio, es que quiero remarcar la relación que existe entre estos dos componentes. De forma que voy a estructurar este post de la siguiente manera: Monitor, Gpu y relación entre ellos.

Monitores

Tamaño

Una de las primeras cosas que hay que decidir al comprar un monitor es el tamaño que tiene que tener (Normalmente medimos el espacio que tenemos y compramos lo mas grande que coja XD). Ademas de decidir el tamaño que queremos que tenga hay que decidir el formato.

Los formatos mas comunes son 16:9 y 21:9. 16:9 Es el formato estándar por así decirlo y es el que la mayoría de vosotros acabará comprando. 21:9 es el formato conocido como ultrawide, estos monitores ofrecen mas inmersión en los juegos (sobre todo los que además son curvos) pero normalmente son mas caros. Como nota adicional la medida en pulgadas de los monitores se refiere a la diagonal. Hay que revisar las medidas de alto y ancho en centímetros para ver como de grande realmente son.

Resolución

Las resoluciones mas comunes son 1080p, 1440p (2k) y 4k. Cuanto mas grande sea el monitor mas importante será que tenga una resolución elevada ya que la resolución se refiere al numero total de pixeles. Esto quiere decir que cuanto mas grande sea el monitor menos densidad de pixeles tendrá con la misma resolución. Mi recomendación si no lo teneis muy claro es un monitor de entre 25 y 30 pulgadas preferiblemente de 1440p. Tened en cuenta que dependiendo del formato, el numero de pixeles en horizontal cambia, fijaos en los pixeles verticales.Tabla Resoluciones (Wikipedia)

Tasa de refresco y tiempo de respuesta

La tasa de refresco es la cantidad de veces que puede recargar la imagen de la pantalla en un segundo, se mide en Hercios. Esto quiere decir que un monitor con tasa de refresco  de 60hz solo cargará 60 fps. Siempre hay discusión con los fps que puede ver el ojo humano, pero no pienso entrar en ese debate. Yo recomiendo 144Hz como máximo, ya que por encima sube demasiado el precio. Además yo preferiría un monitor 1440p a 60Hz a uno 1080p a 144Hz pero eso es algo que tendréis que valorar vosotros. Al final, si vas sobre un presupuesto apretado, tendrás que decidir si prefieres fluidez o gráficos.

El tiempo de respuesta es otro factor a tener en cuenta ya que indica lo que tarda en encender y apagar cada pixel. Si este tiempo es muy elevado provocará que cuando se mueva la imagen se verá borrosa. Lo idóneo seria que el monitor tuviera un tiempo de refresco de 1 o 2 ms.

Tarjeta Gráfica (Gpu)

Lo primero que hay que saber cuando vamos a comprar tarjetas gráficas es como se producen. El proceso es el siguiente: Amd o Nvidia diseñan un nuevo modelo, producen unas cuantas conocidas como «Founders Edition» y les pasan los planos a los fabricantes. Entonces los fabricantes (Asus, Msi …) cogen los planos y basándose en ellos producen sus tarjetas. Esto provoca que de cada modelo haya varias tarjetas, incluso dentro de una misma marca. Sabiendo esto podemos pasar a compararlas:

Memoria, Benchmarks, Consumo

Lo primero es comparar entre modelos, para esto hay que basarse en los benchmarks principalmente. Otro factor importante es la memoria, lo óptimo seria que la tarjeta tuviera al menos 4gb de ddr5. El tema del consumo de energía puede ser menos preocupante, a no ser que ya tengas comprada la fuente de alimentación. Con estos datos en mente compararíamos los diferentes modelos para ver cual se ajusta mejor a nuestras necesidades. Mas adelante en la relación entre monitor y Gpu veremos a que me refiero con «nuestras necesidades». Una vez decidido el modelo que nos gusta hay que decidir a que marca se lo compramos.

PCB, Refrigeración, Frecuencia

Con el modelo decidido hay que comparar las versiones de cada compañía. Una de las primeras cosas que las compañías cambian de la «Founders Edition» es la refrigeración. Las primeras tarjetas traen lo que se conoce como ventiladores «blower style», estos funcionan cogiendo aire del interior de la caja de ordenador y sacándolo fuera a través de la tarjeta, enfriándola en el proceso. Estos ventiladores son muy ruidosos y poco eficientes. La alternativa que toma la mayoría de las compañías es colocar varios ventiladores encima que lanzan aire contra los disipadores de la tarjeta, a cambio tienes que montar ventiladores en la caja para sacar ese calor del interior.

Blower Style VS Refrigeración Personalizada

 

El PCB es la parte en la que están montados los circuitos de la tarjeta. Una tarjeta puede tener un Pcb de referencia o uno modificado por alguna compañía, estos suelen incluir algún tipo de mejora sobre el modelo base. La ventaja del modelo base es que suele ser el único para el que se saca bloque para refrigeración por agua.

Cada compañía es capaz de conseguir una frecuencia base y turbo diferentes. Como en todo lo relacionado con la frecuencia, cuanto mas alta mas rápido irá. También puedes buscar comentarios de la tarjeta en concreto a ver si alguien ha tratado de hacerle overclock y a cuanto ha llegado.

Relación entre monitor y Gpu

Hay varios aspectos que relacionan directamente la Gpu con el monitor. La más importante es la resolución y Hz del monitor con la potencia de la gráfica. Por ejemplo, para jugar a 1080p a 60Hz con una gráfica de gama media/baja tendrías suficiente, sin embargo para jugar a 4k a 140Hz posiblemente necesitarías dos gráficas de gama muy alta en Sli (Y un riñon para pagarlo todo). Hablando de Sli, normalmente de la segunda tarjeta no se saca todo el rendimiento por lo que normalmente saldrá mas rentable comprar una tarjeta más potente que 2 de gama más baja.

Otro aspecto importante es que el monitor tenga Vsync o FreeSync , estas tecnologías ayudan a eliminar el «screen tearing». Esto ocurre cuando los fps que renderiza tu tarjeta son mas de los que puede mostrar el monitor, esto produce que la imagen se «rompa» y aparezcan lineas horizontales. Estas tecnologías sincronizan la actualización de la pantalla con los fps que saca la Gpu. FreeSync es para las tarjetas de AMD y Vsync para las de Nvidia.

Al final la clave esta en nivelar la potencia de la gráfica con la calidad del monitor. Si inviertes demasiado en uno y muy poco en el otro no conseguirás un buen rendimiento general. Con esto concluimos este episodio de «Las tripas del ordenador». Nos vemos en el siguiente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.